“The reason birds can fly and we can't is simply that they have perfect faith,

for to have faith is to have wings.”

Peter Pan, J.M. Barrie


2011-11-28

Un Dulce Caramelo



  Una niña de boca de rosas y ojos vidriosos encontró aquél día un pequeño gato blanco. El animal la miró con su mirada de océano, y ella posó una mano sobre su lomo tembloroso. 

  Al retirar sus dedos del suave pelaje del cachorro, los vio pintados de rojo. 
-¿Qué te ocurre?-preguntó al gatito. El animal no respondió, y sus grandes ojos de zafiro se humedecieron con el rocío de la tristeza. La niña asintió, intuyendo la melancolía de la criatura.
-Ahora vuelvo.-anunció, despidiéndose con la mano del gato. La niña se alejó corriendo, y volvió pasado el tiempo. Entre sus pequeñas manos de cisne traía un envoltorio dorado. Lo abrió, y descubrió un caramelo. 
-Toma, es para ti. Lo necesitas más que yo. Mamá dice que, cuando te pones triste, la dulzura es la mejor medicina.-dijo con voz de miel, entregando al pequeño gato su valiosa posesión. El pequeño animal lamió la golosina, para acto seguido acurrucarse en el regazo de la niña. Esta le cantó una nana que su madre le recitaba al dormir, meciéndolo entre sus brazos. Escuchando el latido de su corazón. El gato herido ronroneaba, a pesar de estar más sangrante que el día.

  El sol se precipitó entre los tejados de rubí, y la noché cayó sobre la luz, cual velo azulado. 


  La niña se durmió en la penumbra. Sus pestañas de azabache batían las alas del sueño. 


  Al despertar, ya había amanecido. El pecho del gato ya no flameaba, ni su cuerpo llameaba. Su mirada celeste se perdía en el cielo.
-Buenas noches-susurró la niña. Y desapareció con los rayos de oro que vertía el cielo.

1 comment:

  1. Ez dut ezer esateko, oso ondo!
    Hurrengoan obe eta euskaraz!

    ReplyDelete