“The reason birds can fly and we can't is simply that they have perfect faith,

for to have faith is to have wings.”

Peter Pan, J.M. Barrie


2013-04-24

El País de Nunca Jamás


 

  Quien quiera un príncipe azul y un final comiendo perdices, que vaya a la librería más cercana a pedir su cuento de hadas, porque lo malo de crecer es que abres los ojos y ves brujas y más brujas, sin olvidarse de las pobres hadas anoréxicas a las que lo que más les pesa son las alas, y unicornios maquillados que en realidad son burros con un rollo de papel higiénico en la frente. Seamos realistas, ¡no me extraña que Peter Pan quisiera ser niño para siempre! Si fuera posible, pagaría lo que hiciera falta para adquirir un pasaporte de ida sin regreso al país de Nunca Jamás y que la ilusión de la infancia me hiciera volar sin preocuparme de otra cosa que no fuera la reserva de polvos mágicos.

  Imagina un lugar en el que nadie es juzgado por su apariencia, donde los buenos ganan y los malos aprenden la lección, donde el simpático cocodrilo que se tragó el reloj recuerda al viejo pirata que persiguiendo el mal de otras personas pierde su propio tiempo, donde puedes llegar a volar alto con confianza y polvo de hadas, donde las personas se preocupan por el resto, donde la magia es lo menos mágico...

3 comments:

  1. ¡Bien! Este camino me gusta más que el de los últimos textos, tiene más nervio, más verdad, más fuerza.

    ¡Enhorabuena1

    ReplyDelete
  2. Lo bueno de la infancia, al menos de mi infancia, es que siempre está ahí...como un paisaje amable al que siempre puedo regresar con la imaginación. Lo malo de crecer, al menos para mí, es que, a veces, duele...Lo bueno de crecer es que puedo aprender y desaprender...Lo bueno de leerte, es que disfruto, que comparto y que me haces volar, ¿será magia? Comparto la opinión de Jesús, me gusta este texto, mucho...creo que por la verdad que encierra. Besos.

    ReplyDelete