“The reason birds can fly and we can't is simply that they have perfect faith,

for to have faith is to have wings.”

Peter Pan, J.M. Barrie


2013-11-03

Lazos


 
  Cuelgo lazos como sueños en cada rincón. No son lazos sonrientes. No son lazos alegres. Son lazos anudados con cuidado por suspiros. Cada lazo tiene una historia que contar. Algunos son del color del cielo, otros rosa pálido, hay amarillos, grises y lilas. Ninguno más bonito, ninguno más deseado, sencillamente inocentes. Recuerdo con expresión nostálgica el perfume, el tacto y las curvas de cada vieja cinta. Recuerdo mis manos recorriendo el hilo de arco iris, el ronroneo de las tijeras al cortar los bordes gastados, el tejido quebrarse entre mis dedos sin poder evitarlo. Recuerdo las lágrimas de frustración cuando perdía las cintas. La sorpresa al encontrarlas. Recuerdo las horas frente a la ventana pidiéndole a la luna que me enseñara a trazar el nudo. La tristeza de no encontrar el valor para compartir el resultado. Las noches frías en las que me preguntaba si sacaría la fuerza para seguir adelante.

 
  Ahí están, sin embargo, orgullosos de ser colgados en nombre de las ilusiones. No fue fácil, pero mereció la pena. Ahora, cada vez que el día se derrite en un lienzo de auroras, cuando cae el telón de la noche y se encienden las estrellas, miro todos esos lazos creados por el esfuerzo y la constancia, empapados de recuerdos, y sonrío. Sonrío y me dejo llevar por los sueños.

  Sueños, que son lazos.