“The reason birds can fly and we can't is simply that they have perfect faith,

for to have faith is to have wings.”

Peter Pan, J.M. Barrie


2014-11-12

Universe





   Al son de los laúdes veo pasar las estrellas. Noche tras noche, escuchando dulces cuentos de maleficios y dragones, que al despuntar el alba parecen demasiado lejanos.

pain - image
  En mis ojos brillan delirios nocturnos, y me pregunto si la luna se ríe de mis pies en la tierra. Son tan mágicos los cantos abrazados por la dorada hoguera, que en los bosques azules de las montañas veo escamas y alas. Miento, las busco.

Lilith of moon
  No tengo doncella de ojos de zafiro ni mapa del tesoro, pero sí tengo  pluma y tintero, y ambos me sobran para escribir lo que no veo. Qué intrincada es la mente, qué altas son tus torres...

  La corona descansa polvorienta en el plateado fondo de la más oscura laguna, custodiada por sirenas, y mi pensamiento vuela a sus perdidos destellos, allá en el cielo.  Recuerdo el perfume de la poción del olvido.

  No estoy loca, soy la pionera de una ciudad en ruinas al otro lado del cristal de Alicia. Ella sólo ve su reflejo, yo veo escaleras de marfil que atraviesan las nubes e imaginan. 

  Felices despertares.



  

2014-11-05

Explosión

Fire on the sky
 

Millones de historias corren por mi mente. Oigo voces lejanas que me hablan, ríen, lloran y callan. Pero, ante todo, oigo el feroz retumbar de mi pulso, ese reloj que marca el tiempo detenido.


 Cada partícula de mi cuerpo vibra y chispea, a la espera de una descarga eléctrica inminente. Las palabras ya no sirven, se distorsionan en el aire. ¿Quién dijo aquello de “borrón y cuenta nueva”?


Untitled
 La lombriz se arrastra y pide perdón, pero ya es tarde. Todas las esperas, las promesas rotas, las mentiras y las lágrimas pesan más que sus palabras vacías. Sé que es la única opción, y sin embargo en el fondo lo único que deseo es olvidar y creer que un nuevo comienzo es posible. Pero entonces recuerdo aquel día en el que deseé que el mundo se quebrara, aquel primer día de muchos. No hay nada peor que renunciar a aquello que te hizo renunciar a todo.


 Por un diminuto instante imagino qué pasaría si fingiera que todo está bien. Es una locura, todos piensan que es mejor así, que debo pensar en mí… Sin embargo, siento una fuerte necesidad de echarlo todo por la borda y que me de igual. Realmente, me es indiferente hacerme daño una vez más.


Untitled  ¡No! No puedo hacerlo. No esta vez. Debo ser fuerte y tener conciencia de que esto es lo mejor. Debo recordar todo el sufrimiento provocado, el ardiente dolor y la impotencia de no ser correspondido, de haber sido utilizado tantas y tantas veces. Revivo cada golpe, cada traición y cada lágrima arrancada, y un ácido calor florece en mis mejillas. Mi sangre hierve y borbotea, y mis uñas se clavan en mis puños cerrados.

 El temblor se apodera de mi cuerpo. Llamaradas de ira prenden mi piel, y el humo se enreda a mi alrededor. Oigo sus absurdas explicaciones a través de una película de pólvora, y mis gritos se abren paso en sus mentiras al mismo tiempo que todo salta por los aires en una explosión demasiado tiempo contenida.


*Stressed*




2014-11-03

El Bosque

  
Forest
 
   Hacía frío. El aire era un papel en blanco. Frente a mí se extendía el Bosque.

  Si no has oído hablar del Bosque, considérate afortunado. Incluso leer su oscuro nombre es mal presagio. En cuanto tu voz interior lo pronuncia en silencio, una siniestra presencia se apodera de tus pensamientos. Algo cambia dentro de ti, y un oxidado reloj comienza a marcar tu cuenta atrás. Oh, lo siento. Has caído en la trampa. 
Cider🍇

  Yo no sabía por qué estaba allí. Recordaba haber atravesado un campo azul, paso tras paso, sintiendo el helado viento clavarse en mi piel. Aquel inquietante viento a favor que a veces elevaba mis pies unos centímetros, y me susurraba palabras indescifrables al oído. En ocasiones, había llegado a sentir al viento acariciando mi cabello o rozando las yemas de mis dedos. 

  No sentía nada. Y me gustaba. No tenía que pensar, ese algo que me guiaba lo hacía por mí. Una vez incluso me sorprendí tarareando una canción que no había escuchado nunca, y sin embargo me sabía a la perfección. Era como un juego de niños en el que yo era la delicada muñeca de sonrisa inocente. 

...Snow White...

  Al llegar a la linde del Bosque, el viento amainó de golpe, y yo me derrumbé sobre un lecho de blandas flores como si fuera una pluma mecida por el viento. El Bosque era tan sombrío, tan fascinante, tan hipnótico... Miles de ojos me miraban desde la penumbra, ojos impares que relucían cual rubíes. 

  Desde los árboles de copas retorcidas, llegó a mí una dulce nana. No era una voz, ni siquiera la escuchaba, simplemente vibraba y revoloteaba dentro de mí. Mis pestañas se enamoraron, y ascendí a un sueño tan lejano que me perdí.

  Cuando desperté, sentí un curioso picor en las raíces, y a lo lejos te vi a ti, dormido sobre un lecho de flores. 

Dark