“The reason birds can fly and we can't is simply that they have perfect faith,

for to have faith is to have wings.”

Peter Pan, J.M. Barrie


2014-11-03

El Bosque

  
Forest
 
   Hacía frío. El aire era un papel en blanco. Frente a mí se extendía el Bosque.

  Si no has oído hablar del Bosque, considérate afortunado. Incluso leer su oscuro nombre es mal presagio. En cuanto tu voz interior lo pronuncia en silencio, una siniestra presencia se apodera de tus pensamientos. Algo cambia dentro de ti, y un oxidado reloj comienza a marcar tu cuenta atrás. Oh, lo siento. Has caído en la trampa. 
Cider🍇

  Yo no sabía por qué estaba allí. Recordaba haber atravesado un campo azul, paso tras paso, sintiendo el helado viento clavarse en mi piel. Aquel inquietante viento a favor que a veces elevaba mis pies unos centímetros, y me susurraba palabras indescifrables al oído. En ocasiones, había llegado a sentir al viento acariciando mi cabello o rozando las yemas de mis dedos. 

  No sentía nada. Y me gustaba. No tenía que pensar, ese algo que me guiaba lo hacía por mí. Una vez incluso me sorprendí tarareando una canción que no había escuchado nunca, y sin embargo me sabía a la perfección. Era como un juego de niños en el que yo era la delicada muñeca de sonrisa inocente. 

...Snow White...

  Al llegar a la linde del Bosque, el viento amainó de golpe, y yo me derrumbé sobre un lecho de blandas flores como si fuera una pluma mecida por el viento. El Bosque era tan sombrío, tan fascinante, tan hipnótico... Miles de ojos me miraban desde la penumbra, ojos impares que relucían cual rubíes. 

  Desde los árboles de copas retorcidas, llegó a mí una dulce nana. No era una voz, ni siquiera la escuchaba, simplemente vibraba y revoloteaba dentro de mí. Mis pestañas se enamoraron, y ascendí a un sueño tan lejano que me perdí.

  Cuando desperté, sentí un curioso picor en las raíces, y a lo lejos te vi a ti, dormido sobre un lecho de flores. 

Dark
 

No comments:

Post a Comment